1

Fundamentación:

El servicio social es una actividad que está cada vez más desarrollada e incorporada en la sociedad actual, no sólo fomentada a nivel gubernamental sino también en las instituciones educativas y en muchas empresas privadas, haciendo hincapié en la responsabilidad social.

Esto podría verse muchas veces como una contradicción de lo que se visualiza en la actualidad: el materialismo y consumismo extremo, la individualidad muchas veces fomentada por las redes sociales, la poca capacidad de tomar contacto con las emociones propias y con las de los demás y la vorágine en la que vivimos donde intentamos que las soluciones a los conflictos aparezcan con rapidez. De esta forma, evitamos enfrentarnos con nuestros sentimientos, los opacamos con fármacos o con diferentes actividades, llenando nuestras agendas de tal forma que nos queda poco lugar para encontrarnos, para pensar en nosotros mismos y por ende, pensar en  los demás y en el resto del mundo. ¿Dónde queda el momento para empatizar con el otro, con el dolor ajeno y de sensibilizarnos con lo que el otro necesita? ¿Cómo poder salir de uno mismo, de nuestras propias necesidades, si ocupamos nuestras horas del día en enriquecernos nosotros mismos?

Es así que para lograr la incorporación de muchos valores que tanto queremos las instituciones educativas, como ser la solidaridad, el compañerismo, la empatía,  es necesario fomentar experiencias vivenciales en las que logremos salir de uno mismo. Solo así podremos empatizar con las necesidades de los otros, diferentes a las nuestras, con el dolor ajeno, y con las diferentes formas de visualizar los acontecimientos que ocurren en la vida.

Creemos en esta práctica como un ejercicio fundamental para formar mejores personas, para desarrollar las habilidades “blandas” de los seres humanos, aquellas que no se encuentran en libros ni durante el proceso formativo, entendiendo por estas a la puesta en práctica integrada de aptitudes, habilidades sociales, rasgos de personalidad, conocimientos y valores adquiridos, que hacen que una persona dada se relacione de manera efectiva con otros, facilitando el buen funcionamiento en grupos de trabajo. Esas habilidades tan necesarias no sólo para lograr la felicidad individual sino también el éxito profesional a futuro; como ser las comunicativas y de relacionamiento, la honestidad y el compromiso, la innovación y la capacidad de trabajar en equipo, entre otras.

Este es un ejercicio que se naturaliza si comienza a realizarse a edades tempranas, logrando una continuidad en la etapa escolar, la adolescencia, y siguiendo en la etapa adulta.

Para transmitir cualquier conocimiento o valor  a los niños, es necesario que el transmisor lo haya vivenciado con anterioridad.

5

 
 
 

Funcionamiento

 
  • Las líneas institucionales de acción son tres: a nivel maestras/docentes; el trabajo en el colegio con los niños y adolescentes; y la participación de las familias.
  • El departamento funciona todos los jueves del año de 10 a 12, para atención telefónica y para recibir colaboradores y propuestas.
  • Teléfonos de contacto: 27161950 / 099169504
  • Mail: serviciosocial@ivythomas.edu.uy
  • Aquellas familias que quieran participar o colaborar, podrán dejar sus datos para que podamos contactarlos en diferentes oportunidades.