Fue una tarde de juegos compartidos, preparados especialmente por los más grandes y sus maestras, para los más chiquitos.