En 2011, la Asamblea General de las Naciones Unidas estableció el 21 de marzo como el Día Mundial del Síndrome de Down para que podamos tomarnos un día para reflexionar sobre las diferencias y el valor que tiene el aporte que cada uno hace a la sociedad desde su diversidad.

En el colegio nos sumamos a la campaña mundial de concientización usando medias distintas: “Las llevamos diferentes porque somos iguales”.